Logopedia, estado de la cuestión

8
Categoría: Anna,Logopedia,Síndrome de Down — Escrito por JL a las 23:50 el 22 de November de 2010

Hoy nos hemos reunido con la logopeda de Anna. La verdad es que hemos salido muy contentos pero antes de relatarlo pondré la situación en contexto…

Hasta mediados de este año Anna acudía fuera de horario escolar al CDIAP (Centro de Desarrollo Infantil y Atención Precoz) que nos corresponde por zona y cuya cobertura depende en última instancia del Departamento de Bienestar (ahora Acción Social y Ciudadanía) de la Generalitat de Catalunya. Las autonomías están obligadas por ley a cubrir las necesidades de atención temprana de nuestros hijos con necesidades educativas especiales (NEE) hasta los 6 años, edad en la que comienza la enseñanza obligatoria. En la práctica no conocemos a ni una sola familia, y son unas cuantas, que haya logrado mantener a su hijo hasta dicha edad en el sistema. ¿La razón? Pues dado que la mayoría de nosotros escolarizamos a nuestros hijos a partir de los tres años (Anna lo hizo con cuatro años, pero junto a los de tres) tarde o temprano los padres reciben un mensaje en la linea de “es que su hijo ya tiene a su disposición los recursos de su escuela…” (independientemente de si va a una escuela con los recursos mínimos y obligados por ley o a una con más porque así lo ha incorporado en su proyecto). De hecho a nosotros en ningún momento se nos planteó una baja en el centro, ni al contrario que el día del alta, ¡hemos firmado ni un solo papel!  Sospechosamente simplemente se nos informó de que en tal fecha tendría lugar la última sesión de Anna junto con su logopeda… por quien por cierto teníamos una gran estima y nos dolía en el alma tener que dejar atrás (N., ¡¡si nos sigues leyendo un fuerte abrazo para ti!!).

En nuestro caso todo esto ocurrió en la primavera de este año y si bien en un inicio estaba dispuesto a llegar incluso a poner una demanda para hacer valer el derecho de nuestra hija finalmente optamos por “jugárnosla” y esperar a ver si en septiembre conseguíamos o no un logopeda durante la jornada escolar. El problema radicaba en que en Cataluña este servicio lo proporciona el CREDA (Centro de Recursos Educativos para Deficientes Auditivos) y por tanto un niño sin problemas auditivos no es necesariamente candidato a recibir este servicio. Pero en la práctica, el Departamento de Educación canaliza los recursos de este centro y si es posible los proporciona para otros niños, cosa que afortunadamente ocurrió en el caso de Anna. Digo afortunadamente porque no teníamos garantía alguna de que fuera a ocurrir así con lo que podríamos habernos encontrado sin cobertura ni en el centro de atención temprana ni en el colegio. En ese caso nos estaríamos como tantas otras familias, obligadas a desembolsar de nuestro bolsillo el coste de un profesional para algo tan obvio como que un niño con síndrome de Down necesita un logopeda.

Esta es la situación en la que nos encontramos. Anna a sus cinco años recibe 45 minutos de logopedia a la semana de mano de A., una profesional encantadora y con mucha experiencia. Hoy hemos tenido la oportunidad de hablar con ella durante más de media hora compartiendo nuestras inquietudes y llegando a algunas conclusiones.

La capacidad de comprensión de Anna es altísima (recordad que entiende castellano, catalán e incluso inglés ya que tanto yo como parte de mi familia somos angloparlantes) así como su capacidad de comunicarse de forma no verbal. Por otro lado habla por los codos pero se entiende muy poco de lo que dice, con lo que su capacidad de producir lenguaje oral inteligible es muy baja. A lo sumo encadena dos palabras y su vocabulario oral es muy restringido. Pues bien, partiendo de esta situación ha llegado el momento de potenciar la comunicación oral. ¿Cómo? A base de comenzar paulatinamente a ignorar sus comunicaciones no verbales y requerirle que pida las cosas por su nombre aunque para ello haga falta incluso decirle las palabras que queremos que pronuncie. De esta manera queremos intentar ir minimizando el lenguaje no verbal y potenciando su habla. No buscamos que pronuncie 100% correctamente, es suficiente que realice una aproximación ya que a base de la repetición irá mejorando. Otras técnicas que podemos emplear son el uso de libros, láminas, canciones, onomatopeyas y ejercicios de soplo. Siempre incorporados de forma lúdica y amena dentro o fuera de la rutina de casa.

¿Qué queda por delante? Pues de momento a corto plazo seguir en esta linea, repitiendo en casa los ejercicios, ideas y canciones que nos propone la logopeda. Más adelante volveremos a evaluar la situación y veremos si sigue siendo lo más adecuado para Anna o si habrá llegado el momento de contar con más horas junto a un profesional. De momento por tanto estamos tranquilos, especialmente al haber observado un progreso de Anna muy bueno en los últimos meses. Eso sí, seguiremos muy de cerca su evolución y no dejaremos de leer e investigar al respecto.

Compartir en Facebook

No hay entradas relacionadas.

8 Comentarios »

Comentario by isabellpazos

23/11/2010 @ 21:33

Hola!
Qué bueno lo de la logopedia! Aunque 45 minutos a la semana, se me hacen pocos (digo, para algo que es de lo MÁS elemental para nuestros hij@s). Pero como dices, ya es un logro!
Lo importante es que, aunque ella entienda varios idiomas (que me parece estupendo), se centraran en uno (de inicio), para enseñarle a hablar, (o a leer y escribir). Porque si ya es complicado UNO, imagínate más.
Nuestros hij@s necesitan mucho orden (físico y MENTAL), mucha estructura, y las cosas lo más concreto posible; un paso a la vez; para ir agregando más poco a poco. Y en el lenguaje, es igual.
Me parece muy bien lo de hacerla que pida las cosas por su nombre (y recordárselo si es necesario), siempre que ésto no se vuelva una mera repetición, sino parte de un DIÁLOGO; hay que hablar y hablar todo lo que podamos con ellos, y de TODOS los temas; pero dentro de una conversación (no mecánico), y corregir, pero de manera natural, modelando como se dice correctamente, SIN resaltar el error, ni poner a repetir por repetir; porque entonces, se pierde el interés por el habla. Los libros, como bien lo dices, también son excelentes herramientas. Ya verán como Anna, saca todo ese lenguaje que tiene guardado y los sorprende a todos un día!
Pueden buscar en internet, los trabajos de “Silvia Romero” (son de lo más actualizado que hay en lenguaje y de lo más prácticos). Los recomiendo.
Besos a las princesas

Comentario by Ángela

24/11/2010 @ 12:01

Soy seguidora del blog de Anna.
Ánimo por buscar soluciones de la Adm pública.A veces no hay más remedio que el apoyo de las Asociaciones.
A mi hijo, ya con 32 años, capaz de hablar casi correctamente (lo que abre muchas puertas)cuando le apetece el tema, le vinieron de maravilla las canciones escolares, canciones con que describíamos situaciones (inventadas), poesías sencillas y, desde luego “no entender” sus gestos, monosílabos…

Comentario by Anonymous

26/11/2010 @ 02:04

genial!!!!
Aquí en gipuzkoa no vemos una logopeda hasta que tienen 6 años, ni en el centro escolar ni en atención temprana, q termina a los 3 años. Y eso consiste, como ya he explicado más veces,SOLO en una sesión de 1 hora cada 2 semanas con una psicopedagoga.

Para que veais lo evolucionados que estamos jajajaj. Lo “justifican” con la integración. Qué leches tendrá que ver el tocino con la velocidad, digo yo.
En los colegios, se valora cada caso y asignan las horas de auxiliares “necesarias” según ellos, q van variando.

Comentario by Marta

26/11/2010 @ 11:16

Aquí en Aragón se sigue con la logopedia en la atención temprana aunque ya se haya empezado en Educación Infantil (3 años). De hecho Pablo, que este año ha comenzado en un cole de integración en el primer curso de educación infantil, recibe hora y media a la semana de logopedia en el cole y continúa con su hora semanal de logopeda y de psicopedagoga en la Fundación Down, dentro del marco de la atención temprana, que también dura hasta los 6 años.
Sinceramente, no sé porque existen tantas diferencias entre Comunidades. De hecho, me ha sorprendido especialmente el caso de Euskadi.
Un saludo, desde Zaragoza

Comentario by JL

26/11/2010 @ 12:44

@Isabel/ Muchas gracias por tus aportaciones que tanto nos enriquecen. Efectivamente nos centramos en uno, el que utiliza en el colegio que es el catalán. Buscaré los trabajos de la autora que nos mencionas.

@Ángela/ Gracias por tus ideas, por favor sigue dejándonos cualquier cosa que se te ocurra. No todos nuestros lectores tienen 32 años de experiencia!!!!

@Anónimo/ Pues sí, de momento estamos contentos. No es lo ideal, pero sabemos que es mejor que lo que tenéis muchas otras familias. Ánimo, ¡es una carrera de fondo!

Saludos a todos.

Comentario by Ana

28/11/2010 @ 19:00

Os llevo leyendo desde que nació Mario, hace 3 años y siempre he tenido ganas de contactar, pero por una cosa u otra nunca lo he hecho.
Hoy tengo tiempo y además me ha sorprendido mucho el “poco” tiempo que la educación catalana ofrece para niños como Anna. Yo soy aragonesa pero vivo en Navarra, y aquí Mario que ha empezado este año el cole, tiene 4 sesiones de 45 minutos a la semana y no es que sea un caso especial, pues para lo pequeño que es comprende todo muy bien y tiene un vocabulario, corto pero claro. Es muy injusto que haya estas diferencias sólo por el hecho de encontrarnos en comunidades distintas. Creo que hay que trabajar mucho en este sentido para que nuestros niños estén lo mejor atendidos que se pueda, que haya cierta homogeneidad en los recursos disponibles, y que la salud, o el desarrollo de nuestros hijos no dependa de la suerte que tienen por haber nacido en un sitio u otro.
Gracias por lo que estás haciendo cn este blog, creo que tendría que ser de obligatoria lectura para todos los papás con niños con este síndrome, porque de verdad que es fántastico.
Seguir así, besos

Comentario by Antonio Sánchez

11/10/2013 @ 13:41

Hola, soy el padre de Pau, que ya tiene 11 años, y está en la escuela pública de un pueblo de Catalunya, y hasta hoy todo han sido trabas y desidia, nos an maltratado desde el CREDA, ya que Pau no es “sordo” y ellas solo se ocupan de estos niños, así que Pau, que no tiene “etiqueta” no saben que hacer.
Este año se a quedado sin logopeda en la escuela, porque ya llevaba muchos años teniendo este servicio, segun ellas, y claro, resulta que ya habla perfectamente, solo un ejemplo para no hacerme pesado; cuando tuvimos la primera entrevista en el CREDA la directora nos dijo que, no hablaba porque no tenía nada que decir, textual,con 5 años, hoy tiene 11, es un sol de crio, pero sobramos en esta sociedad llena de incompetentes, que tienen unas funciones que no cumplen y maltratan a los padres, y de paso, a los niños. Es solo un ejemplo de como nos sentimos, espero que tengais mas suerte que nosotros, con todos estos inutiles que nos rodean. SUERTE DE CORAZON!!! Tengo historia para llenar 1000 páginas, pero de miedo, lo dicho; SUERTE!!

Comentario by JL

13/10/2013 @ 08:40

@Antonio Sánchez: Hola Antonio. Lamento oír que hayáis pasado por malos tragos. En mi experiencia los profesionales con los que hemos tratado lo han sido como la copa de un pino. Otra cosa es que estén metidos en un sistema que cada vez les aprieta más y le da menos margen de maniobra. Pero eso no es su culpa, es un problema que viene de mucho más arriba, como tantas otras cosas en nuestro país. Ánimo con todo, ¡hay que seguir luchando! Un abrazo.

RSS para los comentarios de este post. TrackBack URI

Escribir un comentario

XHTML: Puedes utilizar los siguientes tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>